KÖPSKAM : "VERGÜENZA DE COMPRAR ALGO QUE NO NECESITO"

Comprar mucho más de lo que necesitamos se ha generalizado y asumido como algo NORMAL.
No es normal comprar ropa y donarla un año después con la etiqueta puesta, no es normal tener 30 pares de vaqueros en el armario. NO ES NORMAL.

KÖPSKAM, esta palabra sueca que parece sacada de un catálogo de Ikea, resume mi filosofía de consumo actual. Todo empezó hace dos años, y desde entonces miro mucho mucho muchísimo que compro. Nada de comprar por comprar, o por darme un capricho, o por pasar la tarde.

No sé si esta palabra y lo que implica será una moda pasajera. Ojalá llegue para quedarse. Ojalá las marcas del fast fashion tengan que reinventarse en algo más ético y sostenible.

Imagen de StockSnap en Pixabay


KÖPSKAM. "Vergüenza de comprar algo que no necesito", algo que se ha fabricado en condiciones horribles para sus trabajadores con sueldos indignos, algo que ha consumido unos recursos naturales muy valiosos y ha contaminado el planeta ....

¿Cómo hemos llegado hasta aquí, cómo hemos llegado a consumir de un modo tan voraz? Porque nos hemos dejado llevar. Quienes venden esa ropa o esos muebles low cost, quieren que compremos mucho. El éxito de su negocio es tener un volumen de ventas enorme. Para conseguirlo nos crean necesidades continuamente y nosotros caemos en sus redes. Vender una camiseta a 2 € no es un gran negocio, pero vender millones de camisetas cada día, sí lo es. Analizar los costes de una camiseta es un estudio interesante y dará para otro post.

Comprar algo que no necesito más que vergüenza, a mí me genera "inquietud", llamarlo angustia o ansiedad sería demasiado. Pero sí me sienta mal. Sin embargo cuando compro algo que SI necesito, por ejemplo unas zapatillas nuevas para correr, entonces esa sensación no existe.

Pensar en la repercusión de nuestros actos sobre el planeta ya no es cosa de unos pocos. Cada vez hay más consciencia de que nuestra forma de consumir y vivir afecta directamente y en negativo al medio ambiente. La capacidad del hombre para intervenir y transformar el planeta es más que evidente.
Edito el post en este punto. La actual crisis del covid-19, ha servido para dejar constancia del impacto tan brutal que la actividad humana tiene sobre el entorno. Ver los canales de Venecia cristalinos y llenos de peces ha sido increible. Espero que esta crisis sirva para aprender muchas cosas.

Lo mejor de dejar de comprar a lo loco es que empiezas a pensar en que prendas te hacen sentir bien, cuales usas de verdad y cuales reemplazarás si o sí el día que se estropeen. Ir de tiendas a  ver si cae algo dejó de ser un pasatiempo. Tengo claro que necesito por ejemplo, un jersey negro. Y sé que me gustan de cuello alto y punto grueso. Entonces voy a buscar un jersey así. Lo compró y sé que no va a caer en el olvido dentro de mi armario. Siempre uso un jersey así.

Imagen de StockSnap en Pixabay

Las tiendas de segunda mano siempre me han fascinado. Buscar tesoros entre un montón de cosas que otr@s ya no quieren es un reto muy divertido. Desde que aprendí a coser las posibilidades al comprar se han multiplicado porque puedo hacer pequeños arreglos.

A las tiendas de segunda mano hoy se añade una nueva alternativa, las plataformas para compra-venta entre particulares. Ya no se nos hace nada raro comprar o vender algo por Wallapop. Y si te gusta la moda seguro que conoces otras plataformas para comprar y vender ropa que ya usas: Micolet, Vinted, antiguo Chicfy.... son ejemplos de plataformas de este tipo.

No hace falta ser una costurera experta para coser tu propia ropa o hacer arreglos. Yo no lo soy. Puedes usar tus prendas como patrón y otras veces un simple rectángulo es un patrón con muchas posibilidades.
No lo digo por decir, lo digo porque es lo que yo suelo hacer, puedes verlo en estos ejemplos:


Como te he comentado, al aprender a coser, las opciones al comprar de segunda mano se multiplican porque se pueden hacer pequeños arreglos y transromaciones. Algunos ejemplos:



  • Falda y top con una camisa. No hay post pero sí puedo enseñarte la foto que compartí en IG


No hay comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!