¿CUÁNTO CUESTA PRODUCIR UNA CAMISETA?

No te voy a descubrir nada nuevo. Nos hemos acostumbrado a comprar mucha ropa y muy barata, lo que se conoce como Fast Fashion. Si alguna vez has cosido una prenda te habrás dado cuenta de que hacerte una prenda es más caro que comprar una hecha en Inditex. Comprar la tela, el hilo, los botones, el patrón y ponerte a coser. Imposible hacerlo al precio de Zara.
Entonces, ¿cómo es un negocio tan rentable hacer y vender ropa? Porque la historia no es toda de color rosa.
En este post analizo los costes de una camiseta, desde el algodón hasta su transporte a la tienda de tu ciudad.
Todos conocemos esta realidad semioculta de la industria de la moda pero poner números siempre ayuda a ver las cosas con más claridad.
El consumo responsable de moda no es una utopía, es una filosofía que cada vez cala más en la sociedad, ya lo comentaba en este post KÖPSKAM, vergüenza de comprar.
Fuente Fairwear Foundation

MATERIALES 

El algodón se produce en China, EEUU e India principalmente. Es un cultivo de regadío y requiere aporte de agua para crecer. El 70 % del algodón cultivado es transgénico. Además de agua el cultivo requiere fertilizantes, pesticidas ... El algodón recolectado debe sufrir un proceso de transformación para obtener la fibra y con ella fabricar el tejido. Este tejido de algodón es la materia prima para fabricar nuestra camiseta. Todo este proceso supone el 12% del precio final de la camiseta.

FABRICACIÓN

Se diseña un patrón, se tiñe el tejido y se corta la tela. Fabricamos nuestra camiseta en países como India o China, porque la mano de obra es mucho más barata. Y la legislación sobre contaminación no limita el proceso productivo, es mucho más "cómodo" producir en estos países que en Europa o EEUU. El coste de fabricación se divide principalmente en la mano de obra que supone un 0.6% del precio final de la camiseta y el beneficio de la fábrica, 4%.

TRANSPORTE

La camiseta se ha fabricado en países con un bajo coste de producción pero se va a vender en países donde están dispuestos a pagar un precio mucho más elevado que lo que podrían permitirse en los países productores. De China o India la camiseta viajará a Europa o EEUU.
El transporte  supone el 8% del precio final.
Además este transporte supone una gran contaminación ambiental, algo que se reduce enormemente en la producción local.

DISTRIBUCIÓN 

El mayor coste de nuestra camiseta esté en este concepto. Llegar al consumidor final es en lo que más invierten las empresas de moda. Supone casi el 60% del precio final de la camiseta. Muchas tiendas, tiendas bonitas y por todas las ciudades del mundo. Eso no es barato. A mi me ha sorprendido la cantidad de dinero que se invierte en este concepto pero es la mejor forma de vender muchas camisetas, hacerlas llegar al consumidor final, ponérselo muy fácil para comprar.

BENEFICIO DE LA MARCA

Un 12% según este estudio de Fairwear Foundation. La marca necesita un beneficio para que la empresa siga funcionando, eso está claro. Pero este beneficio se podría obtener con una estructura de costes diferente.
Hoy se basa en vender muchas unidades a un precio muy bajo. El gran gasto de la industria textil está en la distribución, que supone el 60% del coste total. Eso se compensa con unos costes de producción muy muy bajos.  No podemos cerrar los ojos a lo que hay detrás de esos costes tan bajos de producción.

Este ha sido el modelo productivo de la industria de la moda hasta hora. Pero quien sabe. Ahora ha llegado el covid-19 y ha cambiado totalmente nuestra forma de vivir durante semanas. Es temporal si, y a veces somos tan zoquetes que no aprendemos. Pero yo soy optimista y quiero pensar que aunque pequeños, esta pandemia nos deje algún cambio.

OTROS GASTOS

Aquí estarían los gastos generales y los intermediarios, entre los dos suman casi un 5% del precio final de la camiseta.
La deslocalización de la producción añade intermediarios al proceso. La producción local los reduce. La estructura de costes no es fija y se puede modificar cambiando el modelo productivo.

Si todavía tenías dudas sobre como ayudar al planeta con tu forma de consumir moda, creo que aquí queda clara la respuesta. ¡COMPRA DE SEGUNDA MANO! NO HAY PRENDA MÁS SOSTENIBLE QUE LA QUE YA ESTÁ FABRICADA.
El algodón esta cultivado, el tejido teñido y creado... dale un nuevo uso. Puedes usar la prenda tal cual o puedes tunearla, puedes cambiar el color con un tinte, puedes cambiar su largura o puedes rehacer la prenda por completo.

Casi el 60% de la ropa acaba en el vertedero antes de que pase el primer año tras su fabricación.  Cada año se tiran 160 toneladas de ropa usada sólo en España.

En el blog tienes muchas ideas para reciclar prendas. Como la transformación de este vestido de tirantes, este pichi para niña o unos shorts vaqueros. También puedes aprender a teñir ropa en casa.

Y cuando sea necesario comprar, compra con cabeza, nada de 20 camisetas a 3€. Compra solo las que realmente usarás. Aunque compres fast fashion, si sólo compras 4 en lugar de 20, ya estás haciendo tu parte.
Porque la industria fast fashion se basa en un consumo voraz. Su éxito radica en un volumen de ventas enorme de manera que los costes fijos se reparten entre muchas unidades, y eso hace que a cada prenda le corresponda una parte muy pequeña de esos costes fijos.
Salir de esa rueda es posible, es posible consumir moda de un modo sostenible. La moda sostenible ha venido para quedarse.

¿Te gusta diyear y reciclar? ¿Prefieres hacer y aprovechar lo que ya tienes que ir a comprar? Entonces únete a la newsletter del blog y consigue GRATIS la guía para UN HOGAR DIY.  Estarás al día de los posts y novedades del blog.

https://tallernicoleta.us18.list-manage.com/subscribe?u=5efd940d946f55c0ea2dce2ba&id=cea351beee

No hay comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!