COMO PINTÉ LA ESCALERA DE BLANCO

El coronavirus y la cuarentena me han servido para hacer un montón de proyectos brico en casa. Por las mañanas he seguido teletrabajando como ya te comentaba en este post sobre mi espacio de teletrabajo. Y por las tardes he podido dedicarme a todos esos proyectos que se van postponiendo por falta de tiempo. Ahora el tiempo no era un problema.
Uno de ellos ha sido pintar la escalera. Ha sido un trabajo largo porque la he pintado con una brocha pero el resultado me gusta tanto que sin duda volvería a repetirlo.
Si estas pensando en pintar algo, te puede interesar este post sobre Tipos de pintura



 Materiales:

Así era la escalera, madera de pino con barniz anaranjado y muy brillante. Solo la pisada estaba lijada y barnizada con barniz mate incoloro.

Paso a paso:


1. Lo primero siempre que vamos a pintar algo es proteger todas las zonas que no queremos pintar. Cuanto más meticuloso seas protegiendo aquello que no quieres pintar, menos trabajo de limpieza tendrás al terminar.


2. Antes de abrir el bote de pintura, voltealó para mezclar bien la pintura. Si al abrir ves dos fases o grumos, revuelve con un palo hasta que quede homogénea.

3. Empezamos a pintar. Yo he pintado toda la escalera excepto la zona de la pisada que la he dejado de madera. El resto lo he pintado todo. También la parte inferior que queda a la vista. Esta parte inferior ha sido lo más incómodo de pintar porque es muy difícil acceder.

TIP: Empieza pintando las zonas más incómodas, las más inaccesibles. Así cuando estés cansad@ te quedará lo más fácil. Yo empecé pintando la parte inferior de las escaleras, y fue lo más tedioso.

4. He pintado con brocha porque al aplicar más pintura que el rodillo en cada capa, se necesitan menos capas de pintura. También porque con la brocha se salpica menos y se mancha menos que con pistola o rodillo: me he evitado empapelar toda la escalera.
Para pintar la parte inferior de la escalera he usado chalk paint de Bruguer, el color blanco tiza. Elegí esta pintura por su capacidad de cubrición. Acceder a esa zona es complicado así que si puedo evitar dar una capa de pintura extra, se agradece. No es tan resistente como un esmalte y no la usaría para pintar la barandilla u otras partes de la escalera, pero para esa zona con dos capas ha sido suficiente y no va a sufrir roce o desgaste.
La chalk de Bruguer la he usado para pintar algunos muebles pero suelo protegerla con barniz, como esta mesa de Ikea para niños o estas sillas viejas que rescaté.

Resultado al aplicar una capa de chalk paint de Bruguer con brocha

5. El resto de la escalera la he pintado con el mismo esmalte ecológico de Tintalux que usé para pintar este armario empotrado. Es de color blanco satinado y me encanta por su adherencia y poder nivelante. Aunque pintes con brocha el acabado es fino. No como si lo pintaras a rodillo, evidente, pero es fino.
Esta vez no he lijado la escalera ni he aplicado imprimación: he aplicado el esmalte directamente. He necesitado 3 capas para cubrir completamente. En el armario fueron 4, pero era de una madera muy oscura y además pinté a rodillo.


6. Me ha costado 4 semanas terminarla del todo, un día llegué a hacer casi 10 km sin salir de casa de tanto subir y bajar pintando la escalera. Han sido 4 semanas en las que cada día he dedicado entre 1 y 2 horas a pintar.
Si no hubiera pintado la zona inferior de la escalera hubiera sido mucho más fácil, esa ha sido la parte complicada. He tenido que usar una escalera y un palo telescópico para la brocha y pintar así es muy incómodo y cansado.

Resultado con dos capas de pintura
Así queda con la tercera capa. Totalmente cubierto. Esta capa se disfruta un montón!

7. La peor parte vino  al retirar la cinta de carrocero... a pesar de haberla puesto con mucho cuidado parte de la pintura filtró y mancho la zona de la pisada. Eso en cada uno de los escalones que tuve que limpiar a mano. Usé la cuchilla de limpiar la vitrocerámica y mucha paciencia.
Creo que ha sido una combinación de varios factores: restos de polvo, no basta con barrer o pasar el aspirador, debería haber pasado un trapo justo antes de poner la cinta. Al ser una escalera, zona de paso continuo, se llena de polvo enseguida .
Y por otro lado el perfil del escalón es muy irregular, el barniz hace muchas ondulaciones y la cinta puede no quedar bien adherida.

TIP: Para retirar la cinta paso un cutter justo por el borde antes de estirar, así evito que se queden trozos de cinta pegados si la cinta no sale de una pieza. Pero eso no evita que tenga que rascar zonas donde la pintura ha filtrado y pintado la madera.


Terror al retirar la cinta...La pintura traspasa la cinta y mancha el peldaño de madera.



8. Para terminar me falta rematar el borde del zócalo que va por la pared. Al quitar el gotelé nos dejaron un acabado muy regulero. Estoy cogiendo fuerzas para ponerme con ello ja ja.
 Voy a utilizar la masilla de Beissier que me sobró de cubrir los azulejos de este baño con masilla.

Este post es una colaboración con Brico-Pinturas Dami.



¿Te gusta diyear y reciclar? ¿Prefieres hacer y aprovechar lo que ya tienes que ir a comprar? Entonces únete a la newsletter del blog y consigue GRATIS la guía para UN HOGAR DIY.  Estarás al día de los posts y novedades del blog.

 

https://tallernicoleta.us18.list-manage.com/subscribe?u=5efd940d946f55c0ea2dce2ba&id=cea351beee

No hay comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!